En ocasiones nos encontramos con casos en los que el nivel de humedad de nuestra vivienda es muy elevado. En los establecimientos de pintura acrílica de Fuengirola puedes encontrar soluciones preventivas y reparadoras que te ayudarán a evitar los daños estéticos y estructurales que puedan sufrir nuestras paredes, además de los perjuicios para la salud ligados al exceso de la bacteria del moho en nuestras habitaciones.

Con objeto de dar solución definitiva a nuestros problemas de humedad, podemos hacer uso de los distintos productos que se encuentran en almacenes de pintura acrílica en Fuengirola. No obstante, si queremos evitar malas aplicaciones o la reaparición del problema antes de poder aplicar ninguna solución, es necesario seguir el siguiente método.

Primeramente, necesitamos detectar el origen del problema. Este puede provenir de distintas fuentes, a saber: fisuras en las paredes, tuberías rotas o falta de ventilación. En los dos primeros casos serán necesarios trabajos previos de albañilería y fontanería. Si en cambio el problema viene derivado por una falta de ventilación, deberemos mantener las ventanas y puertas de la estancia abiertas el mayor tiempo posible para aumentar la entrada de luz y aire y como medida adicional incluir un buen deshumidificador.

A continuación, será necesario limpiar el moho ya presente, pare ello tenemos varias alternativas, entre las que se encuentran el vinagre de manzana y el agua oxigenada. El método más cómodo es el de rellenar un recipiente de difusor con estos líquidos, repartir bien por las zonas afectadas con una esponja, dejar actuar de 10 a 15 minutos para terminar dando un último repaso y así eliminar los posibles restos.

Una vez hayas eliminado las causas de origen y las bacterias que provocan la humedad, no dudes en hacernos una visita en nuestro establecimiento de Autopinturas Fuengirola, donde estaremos encantados de aconsejarte sobre las mejores pinturas antihumedad disponibles.