Si estás a punto de pintar las paredes de tu casa, ya sea con pintura acrílica en Fuengirola o con otro tipo de pintura, esto es lo que necesitas saber sobre los diferentes tipos que te puedes encontrar y cuándo debes usarlos.

Existe la pintura a base de aceite, donde el tiempo de secado lleva más tiempo. Es más duradera que la pintura al agua. Para limpiar los utensilios, se necesitan productos más específicos con químicos agresivos. La terminación suele ser más suave. Sin embargo, la pintura con base de agua tiene un secado más corto que la de aceite. No es tan duradera. La limpieza no requiere químicos, se puede limpiar bien con jabón. La pintura a base de aceite es más recomendable en exteriores y superficies que reciben más castigo como puertas y muebles. Las de base de agua es óptima para paredes y techos que sufren menos desgaste.

Si deseas usar pintura acrílica en Fuengirola, siempre es aconsejable que uses una pintura de imprimación. La imprimación es un componente importante del proceso de pintura, pero hay que comprender que la imprimación no es realmente pintura, nunca se usaría como una capa final sobre la zona a pintar.

Aplicar una pintura base antes de aplicar la pintura real permite que la pintura base actúe como un adhesivo para que la pintura se adhiera, lo que agrega durabilidad y longevidad. Es bastante necesaria para superficies nuevas y que nunca se han pintado. También existen pinturas que tienen más brillo, a la vez que nos podemos encontrar otras conocidas por su acabado mate. Estos tipos de pintura son buenos para los techos, ya que pueden ocultar imperfecciones mucho mejor que las pinturas que tienen más brillo.

Visítanos en Autopinturas Fuengirola y te asesoraremos sobre qué tipo de pintura necesitas para cada ocasión.